Debe haberte pasado antes de que no fueras lo suficientemente cuidadoso y te mancharas la ropa con lejía. Es un producto doméstico que usamos muy a menudo, y es difícil prescindir de él. Si tienes ropa manchada con lejía, ¡no entres en pánico! ¡Aquí tienes 2 trucos efectivos para quitar las manchas de lejía en un tiempo récord!

Las manchas de lejía en la ropa son comunes y bastante antiestéticas. Tendemos a pensar que es imposible recuperar al jefe, ¡pero no lo es! Hay formas rápidas y sencillas de deshacerte de esas manchas rebeldes, así que no esperes más y pruébalas en casa.

¿Cómo quitar las manchas de lejía de la ropa?

manchas incorporadas 

Manchas incrustadas – Fuente: spm

Si accidentalmente ha manchado su ropa con lejía, ¡no tiene que tirarla! Descubre los 2 trucos para que estas manchas desaparezcan muy rápido.

1) Tiosulfato de sodio para quitar las manchas de la ropa

El tiosulfato de sodio es un excelente neutralizador de lejía y quitamanchas que se puede usar para eliminar las manchas de lejía. Neutraliza el efecto de biocidas como el cloro y otros oxidantes. Antes de usarlo, tenga cuidado de proteger sus manos con guantes. Para eliminar las manchas, simplemente mezcle 250 ml de agua a temperatura ambiente y una cucharada de tiosulfato de sodio hasta que la mezcla sea homogénea.

Una vez obtenida la mezcla, vierte la solución directamente sobre las manchas de lejía y deja actuar el producto unos minutos sin frotar antes de lavar la prenda con agua fría. ¡Déjalo en remojo y verás el resultado!

Puede encontrar tiosulfato de sodio a la venta en sitios de compras en línea o en farmacias. Si tienes manchas oscuras en la ropa blanca como manchas de café o manchas de grasa, mira estos 4 trucos que funcionan para eliminarlas.

2) Vinagre blanco para quitar una mancha de la ropa

ropa limpia 1 

Ropa limpia – Fuente: spm

El vinagre blanco es muy eficaz contra las manchas de lejía y las manchas amarillas rebeldes. Para usarlo en tu prenda, puedes verter un poco de vinagre blanco directamente sobre la mancha y dejar reposar unos minutos antes de enjuagar con agua fría.

También puedes mezclar alcohol o bicarbonato de sodio como agente neutralizador con vinagre blanco, pero ten mucho cuidado de enjuagar primero la lejía de la tela, ya que la mezcla libera cloro gaseoso. Asegúrese de usar un paño limpio, limpie suavemente el área manchada y déjelo reposar. Después de unos minutos, seque la mancha con un paño seco para absorber toda la humedad y neutralizar el olor. Una vez que la prenda esté completamente seca, enjuágala bien y lávala para evitar dañar el tejido y debilitar las fibras.

Si la mancha aún es visible, puedes aplicar vinagre blanco por segunda vez. Puede que no lo sepas, pero el vinagre blanco es un producto de limpieza esencial y aquí tienes 7 razones para usarlo para lavar tu ropa.

Ahora que conoces algunos trucos de la abuela, ya sabes qué hacer si necesitas limpiar una mancha de lejía. Si las manchas persistentes no desaparecen, siempre puedes llevar tu prenda a la tintorería para un lavado profesional.