Perteneciente a la familia de las cactáceas, la cuna de Moisés es una planta de fácil cuidado. También llamada Spathiphyllum, esta planta ofrece un toque exótico a su espacio vital. Se distingue por su majestuosa floración y es una hermosa decoración como planta de interior. Aprende a cuidar la cuna de Moisés para que florezca durante todo el año.

Perteneciente a la familia de las Aráceas, la cuna de Moisés se caracteriza por sus grandes hojas y sus fragantes flores. Esta planta se enorgullece de ser descontaminante ya que tiene la capacidad de absorber toxinas. Esta planta puede florecer en su jardín, terraza, balcón o incluso como planta de interior.

La cuna de Moisés, una hermosa planta para cultivar en casa 

La cuna de Moisés es una planta perenne que necesita un suelo fértil y drenado.

la cuna de Moisés 

Cuna de Moisés. fuente: spm

Cultivar y cuidar esta planta requiere unos conocimientos básicos:

– Sustrato de la planta cuna de Moisés

La cuna de Moisés debe plantarse en una maceta de medio ancho hecha de terracota. Es recomendable poner una capa importante de guijarros en el fondo de la maceta y luego llenar el recipiente con una mezcla de sustrato especial para plantas de interior y compost.

– Exposición de la planta de la cuna de Moisés

La cuna de Moisés necesita buena luz indirecta para florecer. Por lo tanto, es preferible una exposición a la sombra parcial. Por lo tanto, habrá que colocarla en un lugar luminoso, pero resguardado de la luz solar directa, de lo contrario la planta podría no florecer.

Planta cuna de Moisés 

Planta cuna de Moisés. fuente: spm

– Periodo de plantación de la planta cuna de Moisés

El trasplante de la planta debe hacerse cada 2 años en una maceta más grande y cambiar el suelo.

– Abono a utilizar para el mantenimiento de la planta cuna de Moisés

A partir del mes de marzo será necesario dotar a la planta de abonos para favorecer la aparición de los botones florales. Cada dos semanas, la planta necesitará un aporte de abono, preferiblemente después de un buen riego para no alterar las raíces.

– Planta de riego de la cuna de Moisés

Moses’ Cradle requiere riego regular durante los meses cálidos para mantener el suelo siempre húmedo. Sin embargo, nunca debes dejar que el agua se estanque en el plato y esperar a que la tierra se haya secado antes de volver a regar la planta. En invierno, por lo tanto, es recomendable espaciar los riegos. El lirio de la paz agradece la humedad, así que no dudes en rociar sus hojas con agua no calcárea, sin regarlas en exceso. Además, asegúrese de cortar los tallos marchitos o manchados con unas tijeras de podar.

– Temperatura que prefiere la planta cuna de Moisés

La temperatura de exposición de esta planta varía entre 15 y 20°. Para cuidar esta planta en invierno, debes evitar tener la maceta en el balcón.

– Enfermedades y parásitos de la planta cuna de Moisés

Estas plantas no son inmunes a las plagas que pueden invadir tu jardín. Las cochinillas son las plagas más comunes que atacan a este tipo de plantas. Es recomendable rociar el follaje con jugo de cebolla diluido en agua tibia para eliminar las plagas.

La Cuna de Moisés es una magnífica planta 

La Cuna de Moisés es una planta magnífica. fuente: spm

Ahora ya sabes cómo cuidar la cuna de Moisés. Aquí tienes otras plantas que te permitirán decorar y perfumar tu hogar de forma natural.